Aprovechando la antigua línea férrea Tortosa-Alcañiz, con un desnivel máximo de 400 metros, pero con un porcentaje razonable para que cualquier practicante de bicicleta de montaña pueda realizarlo teniendo en cuenta que el firme de todo el recorrido es de gravilla fina apisonada.

El recorrido es de los más impactantes que se pueden realizar en bicicleta, atravesando montañas a través de los antiguos túneles y circulando por gargantas, barrancos y precipicios a través de los viaductos por donde pasaba el tren, lo que nos permite parar cuando queramos para disfrutar de las impresionantes vistas que la ruta nos ofrece al lado de los puertos de Tortosa-Beceite y atravesando la Sierra de Pàndols y de Cavalls. Si el recorrido se realiza en dirección a Tortosa, es todo descendente y hay la posibilidad de alquilar bicicletas, tanto para mayores como para pequeños, incluyendo bicicletas tándem. También existe la posibilidad de contratar la recogida en coche para no realizar el trayecto ascendente. Este servicio se puede contratar para ser recogido en cualquiera de las estaciones del recorrido.

Las estaciones del trayecto son la estación de Alcañiz, la de Valdeargorfa, la de Valjunquera, la de Valdeltormo, la de Torre del Comte restaurada como casa rural, la de Valderobres, la de Cretas, la de Arnes -Lledó, la de Horta de Sant Joan, la de Bot, la de Prat de Comte, la de Pinell de Brai, la de Benifallet, la de Xerta restaurada, la de Aldover restaurada y la estación de Tortosa-Jesús.