En el Hotel Miralles nos sentimos especialmente orgullosos de nuestro Restaurante Miralles, también conocido por Restaurante Nurianna, en el que aplicamos un trato familiar y cercano que forma parte de nuestra filosofía, confeccionando una cocina de autor con productos de proximidad, no olvidando los platos de tradición. Con productos de primera calidad y esmerada elaboración, y la pretensión de acercar los productos de nuestra tierra, de los que nos sentimos orgullosos, a nuestros huéspedes. Todo ello envuelto en un ambiente acogedor que quiere envolver al comensal en un ambiente rural, presidido por nuestro fuego de brasas, donde elaboramos las materias primas de la forma más tradicional y un sabor inconfundible a leña.

Aportamos el sabor y el calor rural de nuestra tierra a nuestros clientes y amigos, no olvidando las últimas tendencias gastronómicas que nuestro chef siempre hace presente en nuestra carta.
Disponemos también de un esmerado menú diario al mediodía y por la noche.